La negociación de tu futura vivienda

febrero 2, 2021

negociacion

La negociación de tu futura vivienda

¿Has tomado la firme decisión de comprar una vivienda? Una vez analizado en detalle tu presupuesto, revisado la financiación con los bancos y haber visitado las viviendas que te gustan, toca proceder con el cierre de la reserva, y si lo precisas, entrar en la negociación.

Para más información acerca de los pasos previos, puedes leer nuestro post sobre la determinación del precio.

¿Has detectado la vivienda de tus sueños, pero tiene un precio superior al que te interesaría?

En Lunallar realizamos negociaciones con nuestros clientes a diario, con total precisión y profesionalidad. Es un campo que debes estudiar muy a fondo, para lograr tus objetivos.

Queremos darte algunas recomendaciones para sacar el mayor partido a tu meta.

En una negociación, no solo se mide el precio de venta de la propiedad. Hay muchos factores a considerar, como los plazos, las condiciones de pago, si la vivienda está a reformar o no, si hay posibilidad de incluir los muebles etc.…

Ponerse en manos de un profesional siempre tiene grandes ventajas. La inmobiliaria te mantiene informado a cada minuto de todas las novedades, y puede orientarte al realizar la oferta, indicándote si es muy agresiva o si hay posibilidades de aceptación por la parte vendedora.

Debes tener en todo momento, máximo respeto y educación. Siempre atraerá positivismo, aunque no se consiga el objetivo.

Debes transmitir seguridad y confianza, tanto si negocias de forma particular, como si lo haces a través de una inmobiliaria. No estás regateando, estas negociando.

Se positivo y atento. Tu actitud es fundamental para atraer buena energía. Hay que alejar lo negativo, ya que puede perjudicarte. Deja tus emociones a un lado.

El profesional es completamente objetivo, por ello, aunque tú te hayas enamorado de la casa, y el propietario piense que el precio debe ser superior por su valor sentimental, un agente aportará su experiencia y mente fría a la hora de encontrar un término medio o solución que beneficie a ambos de la forma más justa posible.

Debes tener la mente abierta. Baraja todas las posibilidades en caso de que no se esté efectuando el cierre. Vuelve a realizar tus cálculos. Si, por ejemplo, tu previsión es invertir en vivienda + reforma + muebles, puedes contemplar la posibilidad de aceptar el precio propuesto por el vendedor, añadiendo al precio los electrodomésticos o muebles, o realizando alguna reparación. La realidad es que tu estás cumpliendo con tu presupuesto, y el vendedor consigue la cifra que estaba pensando.

Si te interesa realizar la venta o la compra de una propiedad, contacta con nosotros, te ayudaremos a llevar a cabo cualquier gestión inmobiliaria.

WhatsApp chat