Paneles solares y su funcionamiento, energía renovable

mayo 18, 2021

placas solares

Somos muy conscientes de que debemos hacer lo posible por mejorar la situación en la que se encuentra el medio ambiente. Por ello, la energía solar puede ser un gran aliado para invertir en energías renovables y ahorrar de forma económica.

¡Podemos vivir del sol! La instalación y el precio de las placas solares no eran fáciles de asumir, debido a su coste elevado. Sin embargo, poco a poco ha disminuido el coste y cada vez más personas pueden disfrutar de energía fotovoltaica en sus hogares.

Debes saber algunas condiciones acerca de su instalación, ya que tu hogar debe estar preparado para los cambios. En este post, te orientamos:

Como todos sabemos, las paneles solares transforman el calor del sol en energía que podemos consumir en casa. Lo hacen a través de unas celdas que favorecen la generación de un campo eléctrico en el módulo solar.

Para poder instalar tus paneles solares, debes tener en cuenta los cuatro elementos que necesitas para poder proceder con ello.

-Para empezar, necesitarás las placas solares.

-Seguidamente, precisarás un “Inversor”. Este componente traducirá la corriente continua en corriente alterna.

-Necesitarás una “Estructura”, para sujetar las placas. Puede ser fija o puede ser con seguidores, lo que proporciona movilidad a las placas consiguiendo posicionarlas donde esté el sol. Estas últimas son óptimas para instalar en el suelo.

-El equipo de medida, como su nombre indica, calculará la energía producida y su rendimiento.

Antes de tomar decisiones, es fundamental que sepas si tu propiedad tiene las condiciones necesarias para poder instalar la estructura.

¿Qué has de tener en cuenta?

El terreno donde se encuentre la propiedad ha de ser regular y a poder ser cuadrado. 40m2 de azotea podría ser suficiente para implementarlas.

La mejor orientación para la instalación es sur. (Aunque todas las orientaciones son posibles).

Lo mejor sería que la propiedad no estuviese envuelta de edificios altos o árboles, para que no le puedan hacer sombra, y cumplan con el objetivo: absorber la luz y calor del sol.

La inclinación debe ser de entre 15º/45º. Se puede colocar sin estos ángulos, pero se deberá añadir otra estructura para lograr un buen funcionamiento.

Aunque a priori parezca una gran inversión, es una opción rentable y segura. El precio de la actual instalación es un 70% más económico comparado con el precio de hace 10 años atrás. El retorno de la inversión será a corto plazo y también se verán reflejado el ahorro en las facturas.

Esperamos que sea de utilidad este post, y que, con el tiempo, todos podamos aportar nuestro granito de arena para mejorar las condiciones climáticas y apostar por energías renovables.

¡Feliz día!

WhatsApp chat