Mucho se habla de la generación millenials, se dice que valoran experiencias frente a posesiones y que antes de realizar cualquier compra consultan en internet. Se trata de una generación 100% conectada que ya está dando el paso para comprar su propia vivienda.

A la hora de poner en venta una vivienda pensando que los compradores serán millenials hay que tener en cuenta una serie de puntos básicos. 

Las viviendas son construcciones duradera y, de media, suelen pasar 25 años hasta que se reforman o empiezan a desgastarse. 

Viviendas que encajen con su estilo de vida

Los millennials prefieren comprar viviendas que se adapten a su estilo de vida: viviendas céntricas aunque tengan que renunciar a un extra de espacio. Prefieren una buena conexión de transporte público o desde donde se pueda llegar paseando al centro. 

Se trata de una generación que ha tardado más que sus padres en comprar una vivienda, debido en parte a la crisis y a los trabajos precarios que se originaron tras esta. Pero esta espera los ha hecho unos compradores más analistas, son mucho más conscientes de su estilo de vida y de lo que necesitan. Cuando un millenial elige su casa la adapta completamente a sus gustos y necesidades. 

Buscan cocinas amplias ya que la mayoría de ellos se preocupan por llevar una dieta sana y son los mayores consumidores de productos ecológicos. 

Otro aspecto que los millennials valoran mucho a la hora de comprar una vivienda en Sitges es su certificado de eficiencia energética. Buscan ahorrar en energía y reducir su huella en el medio ambiente. 

Tecnología y diseño

Ya hemos mencionado que la generación millennial está muy conectada a la tecnología y le gusta la comodidad de poder controlar sus aparatos a distancia; bien usando un mando a distancia o bien mediante la voz.

Estos compradores buscarán viviendas con termostatos inteligentes para la calefacción o será uno de los primeros aparatos que comprarán. Una casa conectada será comprada mucho más rápido pues es lo más buscado por jóvenes compradores de viviendas.

En cuanto a los enchufes, los que incluyan USB serán bien recibidos, una inversión de unos 10 euros que ayudará a que los compradores aprecien esos pequeños detalles en la vivienda. 

La seguridad de nuestro hogar preocupa a todas las generaciones, pero si podemos optar por sistemas de seguridad que no requieran de una suscripción mensual como las tradicionales alarmas, ese ahorro será muy bien recibido.

Los espacios abiertos y la luz son una tendencia pues los diseños sencillos y minimalistas hace tiempo que llegaron a nuestros hogares para quedarse. Si estás pensando en poner a la venta una vivienda, ten estos aspectos en cuenta pues son muchos los millennials que llegan a Lunallar buscando su primera compra inmobiliaria.

WhatsApp chat