¿Te gustaría segregar una propiedad en dos o más pisos?

julio 16, 2020

segregacion

El término segregar significa separar en varias partes una vivienda creando nuevos inmuebles independientes. (Dividir una propiedad). Hoy en día muchos propietarios deciden segregar sus viviendas para poder destinar una de las partes a alquiler, venta o a ceder a un familiar.

En muchas ocasiones, hay propietarios que consideran que ya no necesitan tanto espacio. Si sumamos el ahorro de los gastos de mantenimiento que puede ocasionar reducir espacio, pueden motivarlos a pensar que segregar, es la mejor opción.

Sin duda puede ser una buena opción para algunas viviendas, sin embargo, hay que plantearlo bien porque es un proceso complejo.

Como inmobiliaria, si se quiere realizar una gestión de venta de una propiedad segregada, hay que tenerlo todo en regla y en orden para poder proceder. A veces puede ser que ni siquiera sea posible dadas las circunstancias o características del inmueble.

¿Qué necesitarás para segregar tu vivienda?

Para segregar un inmueble, se debe modificar el registro de la vivienda para generar varias viviendas independientes. Esta solución puede ser interesante si la propiedad dispone de más de 140 m2, y que, si su nuevo fin es arrendar, estén situadas en zonas con alta rentabilidad. (Centro de la ciudad, por ejemplo).

Uno de los pasos más laboriosos es la división de la propiedad en diferentes estancias y realizar una reforma que cumpla con toda la normativa. Dicha reforma debe estar supervisada por un arquitecto y el proyecto de reforma debe ser aprobado por el ayuntamiento para proceder con la licencia de obra mayor.

Además, para poder llevar a cabo la segregación con éxito, ha de cumplir con unos requisitos estrictos: las propiedades deben disponer de entrada particular, y que todas ellas sean exteriores. Debe cumplir con aislamiento acústico y técnico entre otras muchas cosas.

Pero a veces por querer ahorrar, por un lado, no consigues hacerlo por otro… Si añades la obra/reforma, la nueva escritura pública, el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados, (impuesto que grava una vivienda), licencia de primera ocupación, la licencia del ayuntamiento y el respaldo de la comunidad de propietarios… Es cuando empiezas a ver que es un proceso que evidentemente se puede levar a cabo, pero midiendo gastos y rentabilidad junto con mucha paciencia.

Recomendamos que barajes todas las opciones antes de tomar una decisión. Aconsejamos poner los pros y contras en una balanza y ver si la segregación, es la mejor decisión para ti.

Si estás pensando en segregar una vivienda y crees que es un proceso complicado, en Lunallar podemos ayudarte a llevarlo a cabo con éxito y si tu finalidad es vender o alquilar una de las partes, podremos gestionar la venta y la compra de ésta, facilitándote todos los trámites en uno.

 

 

WhatsApp chat