Venta de un inmueble: escritura pública y contrato privado

abril 12, 2022

Si vendes un inmueble, debes tener presente las diferencias que existen al formalizar una escritura pública de venta o un contrato privado cuando se transmite el bien.

La escritura pública de compraventa es un documento que otorga seguridad jurídica al comprador y al vendedor cuando se traspasa un inmueble y lo inscribe en el registro de la propiedad. Además, es el último trámite necesario que debes realizar cuando vas a comprar o vender una casa.

 El contrato privado de compraventa es un documento privado y bilateral. Mediante este documento se transfiere la propiedad de un inmueble a cambio de una cantidad de dinero previamente acordada. ¿Cuáles son sus diferencias en la compraventa y en los efectos legales?

 

Escritura pública y contrato privado: diferencias en la compraventa de inmuebles

Las diferencias entre estos dos documentos legales se dan desde la elaboración de los mismos y quienes se ven involucrados en el traspaso de propiedad.

Cuando vendes un inmueble y firmas un contrato privado, solo se requiere la firma del comprador y el propietario. Ahora bien, es recomendable que este documento se firme con previa asesoría de un abogado especializado. Por otro lado, para el otorgamiento de una escritura pública es imprescindible la intervención del notario, que es el encargado de dar fe pública al documento.

Las especificaciones de la realización de un contrato privado son más flexibles que las establecidas para una escritura pública.

En el primer caso, puede hacerse en cualquier soporte, mientras que la escritura pública utiliza el uso de papel timbrado notarial al momento de las firmas.

Cuando se firma una escritura pública, únicamente se firma un documento y en la última página. Por su parte, los contratos privados se pueden firmar en todas las hojas y se pueden hacer todas las copias que las partes involucradas en la compraventa requieran.

En el caso de las escrituras públicas, el documento original queda registrado en notaría y se facilita a las partes una copia simple o autorizada, según necesidad.  

 

Diferencias en los efectos legales

En cuanto a los efectos legales de ambos documentos también hay diferencias que favorecen a uno sobre otro.

Los contratos privados no son documentos con fuerza probatoria, mientras que los datos que contempla la escritura pública se consideran veraces y, por tanto, tienen mayor validez.

Por otro lado, los contratos privados no pueden inscribirse en el Registro de Propiedad, algo que sí es posible cuando se decide optar por una escritura pública.

Con una escritura pública se puede ejecutar acciones en cualquier Tribunal, mientras que un documento contractual privado requiere la comprobación de la veracidad de la información, a través de un proceso declarativo.

Un contrato privado no tiene poder para transmitir una propiedad inmobiliaria sin la entrega del bien material. En cambio, la escritura pública puede sustituir la entrega material de la vivienda, permitiendo la transmisión de la propiedad sin entregar el inmueble A pesar de estas diferencias, es importante recordar que el documento privado es vinculante para ambas partes, por lo que habrá que cumplirlo obligatoriamente. 

Lee aquí cómo puede ayudarte un broker inmobiliario.

WhatsApp chat